Consulado General de la República Argentina en Atlanta Estados Unidos de América

Información de contacto

Feriados

Acerca de esta Representación

Comunicado de prensa - MALVINAS

Comunicado de prensa - MALVINAS

El 3 de enero de 1833 fuerzas militares del Reino Unido ocuparon las Islas Malvinas, expulsaron a la población y las autoridades argentinas legítimamente establecidas en dicho territorio y las reemplazaron por súbditos británicos.  La República Argentina protestó inmediatamente el ilegítimo acto de fuerza de la potencia colonial, sin consentirlo en ningún momento.

La ilegítima ocupación colonial británica se ve agravada por un provocativo y continuado desprecio al derecho internacional manifestado por la persistente renuencia del Reino Unido a reanudar las negociaciones sobre soberanía conforme al mandato vigente de las Naciones Unidas, establecido mediante la Resolución 2065 (XX)  y refrendado por nueve resoluciones subsiguientes de la Asamblea General y 31 resoluciones de Comité Especial de Descolonización, la más reciente de ellas, adoptada por unanimidad el 20 de junio de 2013.

El Gobierno argentino reitera que el principio de libre determinación de los pueblos, que es el único elemento en el que el Reino Unido pretende basar su posición en relación con las Islas Malvinas, resulta total y evidentemente improcedente e inaplicable a la controversia sobre la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes. Al invocarlo con el propósito de continuar una situación colonial, tal posición británica intenta desnaturalizar ese principio, violentando los fines para los cuales fue concebido. Ninguno de los requisitos que habilitan la aplicación del principio de libre determinación está presente en la Cuestión de las Islas Malvinas. Esa posición británica, además, contradice lo dispuesto por las resoluciones 2065 (XX) y subsiguientes de la Asamblea General de las Naciones Unidas, así como por las resoluciones sobre la Cuestión de las Islas Malvinas que adopta anualmente el Comité Especial de Descolonización. Más aún, en 1985, en dos oportunidades, la Asamblea General rechazó expresamente que dicho principio pueda resultar aplicable a la Cuestión de las Islas Malvinas.

A esta negativa al diálogo con la Argentina sobre esta cuestión, el Reino Unido suma su presencia militar, invocando falsas necesidades de defensa, así como el constante desarrollo de ilegítimas actividades unilaterales en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, tales como la concesión de permisos de de licencias de pesca y para la exploración y explotación de hidrocarburos. Estas actividades resultan abiertamente contrarias a la resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que insta a ambas partes a abstenerse de introducir modificaciones unilaterales en la situación mientras se encuentre pendiente el proceso de negociación recomendado por la Asamblea.

A la actitud colonial británica, la Argentina opone su voluntad de diálogo, que cuenta con el creciente apoyo de la comunidad internacional. En este sentido, los legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía de la República Argentina en la Cuestión de las Islas Malvinas cuentan con el firme respaldo de los países de América Latina, el Caribe y  Africa, quienes han manifestado su apoyo a través de foros regionales y birregionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), el MERCOSUR y la III Cumbre América del Sur Africa, celebrada en Malabo, Guinea Ecuatorial, en febrero de 2013. En tanto que la Cumbre Iberoamericana, la Cumbre de Países Sudamericanos y Países Arabes (ASPA)  y el Grupo de los 77 más China han instado al Reino Unido a reanudar las negociaciones con la Argentina.

La región ha sido unánime en su rechazo a la presencia militar británica en el Atlántico Sur y ha manifestado su preocupación por las mencionadas actividades unilaterales a través de diversos pronunciamientos de las cumbres de Presidentes de los Estados partes del MERCOSUR y Estados asociados,  de la UNASUR, de la CELAC, la Cumbre Iberoamericana y la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur. Esto se ha visto traducido en los compromisos asumidos por los países de UNASUR y MERCOSUR de adoptar medidas concretas para impedir la consolidación de las ilegítimas actividades unilaterales británicas en el Atlántico Sur y, como lo ha decidido recientemente la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), en el reconocimiento al derecho de la Argentina a adoptar medidas legales conforme al derecho internacional ante actividades no autorizadas de exploración y explotación de hidrocarburos.

A 181 de la usurpación, el Gobierno argentino reafirma una vez más los imprescriptibles derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, que son parte integrante de su territorio nacional, y reitera su permanente y sincera disposición a reanudar el proceso negociador bilateral con el Reino Unido, tal como lo reclama la comunidad internacional, para hallar una solución  pacífica y definitiva a la disputa de soberanía y poner fin, de este modo, a esta anacrónica situación. 

Buenos Aires, 3 de enero de 2014



 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 
 
Palacio San Martin